Belleza
Cuidado de la piel

La piel se puede ver afectada durante el tratamiento del cáncer. Quizás uno de los efectos secundarios de la radioterapia más fastidiosos y dolorosos tiene lugar en la piel de la zona tratada. Esta reacción se asemeja a una quemadura por exposición al sol, siendo de color rosado acompañada de aumento o disminución de la sensibilidad. Otro de los efectos secundarios pueden ser la picazón, ardor, dolor y descamación. La piel puede, incluso, estar más seca de lo habitual. 

.

¿Por qué sucede esto? 

El aumento o la disminución de la sensibilidad tienen lugar debido a que algunos tratamientos afectan a las terminales nerviosas de la piel y la manera en que éstas retransmiten los mensajes al cerebro. Cuando recibís radioterapia con frecuencia, las células de la piel no llegan a recuperarse entre cada tratamiento. 

¿Cuánto duran los cambios en la piel? 

Los cambios en la piel pueden aparecer unas semanas después de comenzado el tratamiento y en la mayoría de los casos, desaparecen unas semanas después de terminarlo. De hecho, una vez concluida la radioterapia, es posible que los efectos sobre la piel sigan empeorando aproximadamente una semana más y, a partir de entonces, la piel empezará a mejorar. 

.

¿Cómo controlar estos cambios?
 

  • Cuidá muy bien la piel: no te rasques, frotes, ni cepilles la zona; esto es muy importante ya que podés dañarla aún más. 
  • No apliqués nada demasiado frío ni demasiado caliente, no apliqués compresas calientes, hielo, ni agua caliente o fría, solo agua tibia.
  • Tené cuidado al bañarte: no permanezcas más de 15 minutos, siempre usá agua tibia, preferí el jabón neutro sin perfume.
  • Usá talco para reducir la fricción en las axilas y en otras zonas que se rocen. 
  • No te expongas al sol ya que puede empeorar la sensibilidad de la piel. 
  • ¿Qué podés hacer para cuidar tu piel?
  • Solo usá productos que hayan sido aprobados por tu médico. 
  • Usá lociones hidratantes pero no coloques demasiado sobre la zona.
  • Evitá las cremas demasiado untuosas, ya que las mismas al poseer ceras elevan la temperatura de la piel. Preferí en su lugar los geles, leches o lociones.
  • No uses ninguna crema el día del tratamiento. 
  • Puede que tu piel se sienta mejor en lugares frescos y húmedos
  • Utilizá telas suaves para vestir y para dormir, preferí las prendas de algodón.
  • Evitá la ropa muy ajustada ya que ejerce fricción sobre la zona y puede irritarla aun más.
     

¿Cómo mejorar la sequedad de la piel?
 

Si notás que tu piel está más seca de lo habitual, que presentás grietas que se lastiman y sangran, consultá con tu médico inmediatamente. Él te podrá indicar alguna medicación o crema para aliviar las molestias y controlar cualquier riesgo de infección. 

.

Para aliviar la sequedad de la piel
 

  • Usá loción hidratante varias veces al día. También podés usar aceites corporales mientras la piel esté húmeda luego del baño. 
  • Evitá las camas solares.
  • Cuidate del sol con sombreros, camisas y remeras de manga larga y pantalones largos.
  • Usá un protector solar con factor de protección solar mayor a 30 antes de salir al aire libre.
  • Usá cremas de limpieza o geles de baño con humectantes agregados. 
  • Preferí los jabones suaves que tengan aceites o crema agregados. 
  • Evitá los jabones antibacterianos por ser demasiado agresivos.
  • Al secarte luego de la ducha, hacelo presionando con suavidad sin frotar.
  • Usá un humidificador, en especial, en invierno cuando los ambientes calefacciones están secos
.

belleza-2