Belleza
Polvo compacto y volátil, indispensable darle a tu piel un toque mágico

 

En los números anteriores hemos tratado la elección y uso de las bases y de los correctores, herramientas de máxima utilidad para unificar el color del rostro y darle una apariencia más pareja. De todas maneras, el uso de los primeros no tendría sentido sin el uso de los polvos, que tienen varias funciones: 

• Aportan un acabado mate. 

• Disimulan imperfecciones. 

• Extienden la durabilidad de tu maquillaje por muchas horas. 

.

¿Cómo elegir el color? 
 

El uso de polvos compactos o volátiles es muy necesario a la hora de aportar durabilidad. Tené en cuenta que el polvo en contacto con la base, se oscurece un tono, por la humedad de la misma. Es muy común que muchas mujeres cometan el error de elegir el color de su polvo, probándolo sobre la piel limpia, sin base. De esta manera, el color luce mucho más claro que lo que lucirá en contacto con la base. Siempre probalo después de una base de maquillaje así verás mejor el resultado final. 

Elegí un tono más claro que tu base, así cuando se oscurece no te modifica el color de tu base.

.

Existen diferentes texturas según tu tipo de piel:
 

• Polvo compacto: Tiene una partícula de mayor tamaño al volátil por eso es ideal para retoque, para llevar en tu cartera. Siempre vienen en su estuche con espejo y esponja que los hace súper cómodo. 

• Polvo volátil: Tiene un tamaño mucho menor el polvo compacto, deja un acabado mucho más natural. Idealmente se aplica después de haber terminado tu maquillaje. Así no dejará un acabado seco o poco natural. Pero como contra tiene muy poca durabilidad su efecto y no es muy cómodo para retocar ya que su packaging no es muy transportable. 

 

¿Cómo aplicar los polvos compactos o volátiles?

 

Tenés 3 herramientas posibles para la aplicación:

• CISNE: ideal para aplicar polvo volátil, deja un acabado mate perfecto; para un maquillaje nocturno.

• ESPONJA: podés aplicar cualquiera de las dos texturas pero también deja un acabado poco natural. Ideal para pieles muy oleosas, ya que quita muy bien el brillo.

• BROCHA: es la mejor herramienta para aplicar ambas texturas. Siempre quitá el exceso antes de llevarlo al rostro. Evitá el contorno de los ojos. 

.

 

Aplicación de polvos tonalizadores o bronzing powder

 

Si te gusta lucir más bronceada y con un toque de sol natural, existen polvos especiales para dar ese efecto al rostro. Se llaman polvos tonalizadores y vienen en muchos tonos que podés elegir para darle a tu piel un “halo de sol”.

Para aplicarlo siempre debés hacerlo con una brocha lo más ancha que encuentres, así no quedarán zonas más pigmentadas. 

Comenzá siempre desde arriba hacia abajo y del centro hacia los lados del rostro.

Evitá colorear demasiado el centro de la cara (nariz, centro de la frente y mentón) sino el rostro puede lucir plano. Usalo para dar volumen a tu cara, sobre todo en los laterales y cuello. 

Aplicalo cuantas veces quieras hasta conseguir el color que buscás. No te olvides que si mostrás escote o espalda el color del rostro no puede quedar muy diferente.

.

belleza