Belleza
Maquillaje de cejas

Durante la quimioterapia, es habitual que además del cabello, se caigan también las cejas y las pestañas. Aquí podrás descubrir los trucos para poder maquillarlas y disimular su ausencia. 

.

¿Qué función cumplen las cejas en el rostro? 

 

Las cejas son el marco que da expresión e intención a la mirada. 

La forma de las mismas fue cambiando a lo largo del tiempo: las cejas muy delgadas y caídas en su extremo en los años 20, más arqueadas y tupidas en los 50’s, desprolijas y muy crecidas en los 80’s. Hoy se utiliza respetar la forma natural de tus cejas sin modificarla, solo dándole un efecto prolijo y limpio. Unas cejas perfectas constan de una depilación adecuada y maquillaje. 

Para la depilación (en el caso de que necesites retirar bello) le damos forma a la ceja, retiramos excedentes y mejoramos la línea. Para retirar el vello, utilizá pinza de depilar, no uses ceras, ya que las mismas dañan la piel del párpado. Asegurate de tener una pinza que quite muy bien el vello, que no lo corte, un espejo de mano y luz natural. Así verás muy bien lo que estás haciendo y correrás menos riesgos. 

Para depilar seguí la forma de tus cejas, solo quitá aquellos bellos que salen del cuerpo de la misma. Una vez que las hayas depilado o si tenés poca cantidad o nada por el tratamiento podés maquillarlas. El maquillaje sirve para realzar el cuerpo de las cejas, rellenar espacios vacíos y mejorarla.

.

Para realizar el maquillaje utilizaremos diferentes herramientas y técnicas:

 

Método 1

Si tenés cejas pero querés rellenarlas: usá una sombra de ojos del mismo color que las cejas y un pincel angular. Eso sí, asegurate de que la sombra sea mate, sin brillo. 

Método 2

Si no tenés cejas y las querés dibujar: usá lápiz de cejas, a diferencia de la sombra, dura mucho más tiempo sin correrse y hasta existen a prueba de agua. Los colores son más naturales y encontrarás muy rápido el tuyo.

.

Seguí los siguientes pasos según el método que vayas a utilizar: 

 

Aplicación del método 1

• 1ro: cepillá las cejas y peinalas.

• 2do: con la sombra cargá el pincel angular.

• 3ro: comenzá desde el extremo interior (centro del rostro) hacia el exterior dando pinceladas cortas. Controlá que el color sea el mismo. Cuidá que en el extremo exterior, o sea, la parte final de las cejas, no quede demasiado grueso el trazo, sino dará pesadez a la mirada.


Aplicación del método 2

Esta aplicación es más difícil ya que tendremos que redibujarlas. Pero con estos tips te será muy fácil.

• 1ro: para lograr simetría mirate de frente en un espejo y marcá con el lápiz 3 puntos en cada ceja. El primer punto será el comienzo; el segundo, el arco; y el tercero, el final. Tratá de que al trasladarlos hacia el otro lado del rostro estos puntos te queden lo más simétrico posible. Tratá de tomar zonas de referencia como el comienzo del ojo, iris, etc. 

• 2do: una vez que los 6 puntos están marcados, 3 en cada ceja, comenzá a unirlos desde el centro hacia el exterior. Con trazos cortos y seguros. No ejerzas mucha presión al comienzo ya que solo las estamos marcando. 

• 3ro: una vez que hayas quedado conforme, rellenalas. 

Si querés corregir algo, usá un pincel con corrector del mismo color de tu piel o base y borrá lo que necesites. Cuando termines, aplicales polvo compacto para que el color sea más natural y dure mucho más tiempo. 

.

Consejo:

siempre elegí un color más claro que tus cejas si las tenés que redibujar, se verán mucho más naturales aún y el cambio no será tan brusco.

.