salud-banner
Seguir adelante: La vida después del tratamiento del cáncer de mama

El final del tratamiento del cáncer puede ser a la vez un motivo de satisfacción y un desafío. La mayoría de las personas sienten alivio al terminar el tratamiento, pero muchas otras también experimentan ansiedad y preocupación. 

separador

Cuando el tratamiento finaliza, muchas mujeres esperan que sus vidas vuelvan a ser como antes que les diagnosticaran cáncer de mama. Si bien esto raramente ocurre, es importante saber que pueden retomar la vida que tenían previo al diagnóstico. 

Padecer cáncer es una experiencia diferente para cada persona; los miedos y las sensaciones no serán iguales en todas las mujeres; así como tampoco la forma en que enfrenten la enfermedad. Algunas mujeres sienten que deben ser fuertes y proteger a sus seres queridos y otras, en cambio, se sienten más vulnerables y buscan apoyo en su círculo íntimo o en personas ajenas a la familia; otras se refugian en la fe. Cualquiera sea el sentimiento que tengas, es importante saber que todos son válidos. No compararte con otras mujeres que pasaron por situaciones similares también es importante, ya que cada experiencia será vivida en forma diferente. 

Algunos sentimientos que aparecen al finalizar el tratamiento, sí son comunes; la mayoría de las personas los sienten en mayor o menor medida. 

El miedo a que el cáncer regrese es uno de ellos. Este temor es una reacción normal, que va disminuyendo a medida que pasa el tiempo. Para aminorar esta ansiedad o el miedo, es importante que expreses a personas de tu confianza lo que estás sintiendo, ya sean sentimientos de enojo, miedo, tristeza o soledad. La escucha atenta y el apoyo te van a ayudar a que te sientas mejor. Por otro lado, tener una actitud positiva y mantenerte tan activa como puedas también ayuda a apaciguar estos sentimientos.

A pesar de ser necesarios, realizar los controles médicos de seguimiento también pueden causar sentimientos de miedo y ansiedad. Esto es normal. Programar las consultas para ir acompañada, expresar estos miedos y hablar honestamente con tu médico acerca de lo que puede pasar y lo que no también puede ayudarte. 

.

Volviendo a la normalidad 

 

Es frecuente que te preguntes cuándo volverás a sentirte como antes y cuándo estarás totalmente recuperada. Los amigos y los familiares, a veces, se tornan ansiosos por verte como antes y piensan que al finalizar el tratamiento ya se terminó todo. La verdad es que probablemente te lleve un tiempo más recuperarte física y emocionalmente, no existen tiempos establecidos, sino que los mismos dependerán de cada una. 

En este período es normal que notes algunos cambios en la forma en que te relacionás con tu familia, amigos o con las personas de tu alrededor. Los miedos, la ansiedad, las expectativas o la incertidumbre pueden provocar reacciones y actitudes nuevas y diferentes. También tené en cuenta que tus prioridades pueden haber cambiado. 

 

Pero… ¿Qué es “normal ” después del tratamiento del cáncer?
 

Muchas personas se refieren al período luego del tratamiento del cáncer sino un tiempo de cambio. No se trata tanto de regresar a la normalidad, cómo de encontrar qué significa “normal” ahora para vos. Nuevos hábitos, actividades, relaciones o prioridades pueden ser lo que caractericen a este período. 

Algunas ideas que pueden ayudarte en la etapa de recuperación

• Aceptá ayuda: será más fácil para vos y también para tus familiares o amigos, que se sentirán útiles.

• Pedí ayuda cuando la necesites, ya sea a un profesional o a tus seres queridos para abordar mejor tus emociones y miedos. También pedí ayuda si la necesitás para realizar algunas de las actividades cotidianas. No te sobreexijas. 

• Tomate el tiempo que necesites antes de aceptar nuevos compromisos: aprendé a decir que no.

• Mantenete en contacto con tu círculo de conocidos y amigos mientras estás recuperándote: ellos estarán preocupados y ansiosos por saber de vos. Adelantate enviando un mail general o un llamado, así serás vos la que maneje los tiempos y lo que vas a querer contar acerca del período que estás atravesando.

• En la medida que lo sientas y puedas, mantené tu vida social.

• Tomate tu tiempo para volver a la normalidad, a tu nueva normalidad.

.