31 de Julio de 2017

Artritis, una enfermedad que puede afectar a niños y jóvenes

.
Artritis, una enfermedad que puede afectar a niños y jóvenes
.

Un niño que sufre hinchazón, rigidez, calor o dolor en las articulaciones puede estar manifestando una enfermedad crónica. Se trata de la artritis idiopática juvenil (AIJ), una forma de inflamación de las articulaciones que afecta a niños y jóvenes, y cuya causa (como su nombre lo indica) es desconocida. Su grado puede ser de leve a severo, y se tiene que observar para determinar el curso de acción a seguir, en especial en los casos más graves.

La AIJ es la forma más común de artritis en chicos, y aunque no se sabe por qué se desencadena, se ha podido establecer que el sistema inmunitario ataca erróneamente a los tejidos del propio organismo, lo que causa inflamación en articulaciones y otras áreas. No hay evidencia que sugiera que ciertas toxinas, comidas o alergias provoquen el desarrollo de la enfermedad; ciertas investigaciones apuntan a una predisposición genética, es decir, una combinación de genes que podría llevar a la aparición de artritis cuando se desencadena por otros factores.

Existen varios subtipos de AIJ: sistémica, oligoarticular, poliarticular, psoriásica y otros. Mientras que la AIJ sistémica se considera una enfemedad autoinflamatoria, el resto de los subtipos se toman como enfermedades autoinmunes. Cuando una amenaza llega al organismo (bacterias, virus u otros), los anticuerpos la neutralizan y le dan batalla. En las enfermedades autoinmunes o autoinflamatorias, el sistema inmunitario no trabaja en forma adecuada y se convierte en hiperreactivo, inclusive cuando no hay infección para combatir. En esos casos, ataca erróneamente a células sanas y tejidos.

Los síntomas de la artritis idiopática juvenil en las articulaciones suelen empeorar al despertar o después de permanecer inmóvil por un período de tiempo. La AIJ puede producir, además, fatiga, insomnio, falta de apetito y pérdida de peso. Los síntomas varían entre pacientes y a lo largo del tiempo; algunos niños entran en fase de remisión, con una retirada de los síntomas y una mejoría física que el médico debe evaluar. Otros tienen la enfermedad activa aunque apenas haya una articulación inflamada. Cuando la artritis está muy activa, el paciente podría sentirse mal, sufrir dolor o tener articulaciones hinchadas, enrojecidas y rígidas, con dificultad de movimiento.

Para diagnosticar esta enfermedad, se realiza un examen físico y análisis de laboratorio. La presencia de artritis activa en una o más articulaciones por un tiempo mínimo de seis semanas consecutivas, después descartar otras enfermedades, puede indicar artritis juvenil. 

.

Recursos para pacientes y cuidadores
 

Desde Roche Argentina apoyamos a quienes trabajan por los niños con AIJ; mediante una guía para padres, maestros y cuidadores, a través de jornadas dedicadas a quienes sufren esta enfermedad, y otras acciones, la compañía permanece junto a estos niños y sus familias, para que puedan seguir adelante con el tratamiento. Siempre hay algo para hacer por mejorar la calidad de vida de los chicos, comenzando por comprenderlos a ellos y a la enfermedad, para pensar las mejores estrategias para contrarrestarla.

 

ZINC: AR/ACTE/1707/0032

.

Referencias

    Arthritis Foundation. Disponible en http://espanol.arthritis.org/espanol/disease-center/imprimia-un-folleto/dc-artritis-en-ninos/  Último acceso Julio 2017