Diarrea 
 

Es un efecto secundario muy común en los tratamientos del cáncer, ya que no solo atacan las células cancerígenas sino también afectan a las células sanas de los intestinos delgado o grueso.Los medicamentos usados para combatir la constipación e infecciones también pueden generarla. 

 

¿Cómo manejarte con la comida? 
 

  • Bebé suficientes líquidos para reponer las pérdidas causadas por la diarrea. Podés incluir agua o bebidas deportivas. 

  • Dejá que las gaseosas pierdan el gas antes de tomarlas. 

  • Hacé comidas más pequeñas con mayor frecuencia en lugar de tres copiosas. 

  • Incluí alimentos que sean ricos en sodio y potasio, ya que estos minerales se pierden con la diarrea. Por ejemplo, líquidos ricos en sodio como caldos o sopas instantáneas y alimentos ricos en potasio como bananas, duraznos, papas y palta. 

  • Preferí aquellos alimentos con menor contenido en fibra como yogur, queso, tostadas de pan blanco, pasta y arroz blanco. 

  • Comé las preparaciones a temperatura ambiente, ni calientes ni frías. 

  • Tomá líquidos claros como té claro o caldos caseros unas 12 a 24 horas posteriores al comienzo de la diarrea. 

  • Consultá con el médico si la diarrea persiste por más de 24 horas.

Alimentos que hay que evitar (empeoran los síntomas): 
 

• Alimentos ricos en fibra insoluble como panes integrales, legumbres y verduras de hoja. 

• Bebidas con azúcar agregada como gaseosas y jugos comerciales. 

• Bebidas muy frías o muy calientes. 

• Alimentos con alto contenido graso o frituras. 

• Alimentos que provoquen gases como legumbres, coles, verduras y frutas crudas. 

• Lácteos, siempre preferir la leche deslactosada. 

• Cerveza, vino y otras bebidas alcohólicas. 

• Alimentos y bebidas con cafeína como el café, las gaseosas cola y el chocolate. 

• Comidas picantes. 

• Alimentos light que tengan el agregado de xilitol o sorbitol como endulzantes, en general los chicles y caramelos. 

Sequedad en la boca 
 

La sequedad en la boca se presenta cuando hay una menor producción de saliva debido a los rayos o a la quimioterapia, lo que provoca dificultades a la hora de hablar, masticar y tragar saliva. 


¿Qué medidas podés tomar? 
 

• Hacé buches con sal y bicarbonato antes de las comidas. 

• Humectá las preparaciones con salsas, crema y aderezos. 

• Probá con alimentos muy dulces o ácidos que estimulen la producción de saliva, como una limonada. Obviamente evitalos si la boca está lastimada.

• Mascá chicles, chupá caramelos duros, chupetines o helados de agua de palito, lo que favorece la producción de saliva. Preferí aquellos sin azúcar, ya que un exceso de azúcar puede provocar caries. 

• Tomá agua de a pequeños sorbos durante el día, ya que te humedecerá la boca y te va a ayudar a tragar y a hablar. 

• Preferí alimentos que sean fáciles de tragar. Probá con purés, sopas, licuados. 

• Utilizá un humidificador, especialmente durante la noche, para reducir la sequedad bucal. 

• Evitá el alcohol, tabaco, enjuagues bucales comerciales y suplementos líquidos que contengan alcohol. 

• Evitá alimentos que puedan lastimar la boca como alimentos picantes, salados, crujientes y con costra. 

• Consultá con tu médico por el uso de saliva artificial. 

Mucositis – inflamación y lesiones en la boca y garganta 

 

La mucositis es la inflamación en la boca y/o garganta siendo el dolor el primer síntoma, pudiendo provocar dificultad en la ingesta de alimentos y líquidos, o en el habla. Se manifiesta a través de pequeñas ulceraciones o llagas. Además, si el sistema inmune está deprimido, se puede sufrir de infecciones por hongos, empeorando el dolor. 

La mucositis puede ser causada por la quimioterapia, la radioterapia y/o las terapias dirigidas. 

 

¿Qué medidas tomar? 
 

• Evitá los alimentos muy condimentados y bebidas ácidas o calientes. 

• Los lácteos pueden ayudar a aliviar las zonas afectadas. 

• Hacé regularmente buches con bicarbonato de sodio para mantener la boca limpia. 

• No uses enjuagues bucales con alcohol. 

• Preferí un cepillo de dientes de cerdas suaves para higienizarte la boca después de cada comida. 

• Evitá el alcohol por completo ya que puede empeorar la irritación. 

• Consultá con tu médico quien te puede recetar algún tópico para aliviar el dolor.