Más allá de las consecuencias sanitarias, la pandemia ha tenido un impacto social significativo al generar limitaciones en diversos aspectos de nuestra vida cotidiana. Los pacientes con Artritis Reumatoidea conocen de cerca esa sensación, y desde mucho antes de la pandemia. Conviven con una enfermedad crónica que progresivamente cercena la posibilidad de realizar actividades diarias. Para algunos pacientes, abrocharse un botón, abrir una botella de agua mineral o abrir una puerta con una llave puede convertirse en un desafío.


Sin embargo, en el Día Mundial de la Artritis es importante remarcar que tener Artritis ya no necesariamente implica restricciones y pérdidas como en el pasado. Con un abordaje terapéutico y rehabilitación adecuados, los pacientes pueden volver a realizar sus actividades cotidianas y retomar aquello que los hace felices.


Desde Roche acompañamos a las personas con Artritis a lo largo de todo su recorrido. Cada desafío que enfrentan, también es nuestro desafío. Nuestro propósito es acercar soluciones para que los pacientes puedan vivir sin limitaciones. Desarrollamos tratamientos innovadores que disminuyen la progresión de la enfermedad, previenen las lesiones articulares, alivian el dolor y mejoran la calidad de vida. Brindamos oportunidades. Juntos, transformamos vidas.

 



M-AR-00000644  M-AR-00000647