Roche en América Latina

Roche se expandió a América Latina en 1930 a través de subsidiarias en Buenos Aires, Argentina, y Río de Janeiro, Brasil. En la actualidad, Roche opera en 23 países de la región, con sede regional en San Paulo, Brasil, y también cuenta con una planta de fabricación propia en Brasil.

En Roche América Latina estamos comprometidos con mejorar el acceso a innovaciones médicas que tengan el potencial de mejorar las tasas de supervivencia y la calidad de vida de las personas, además de promover un sistema de salud sostenible. Reconocemos que el acceso a la salud es un desafío multidimensional para el cual no existe una solución única, en especial en una región como América Latina, donde cada país enfrenta desafíos únicos. Por este motivo, el compromiso de Roche es tan amplio y variado como la región en sí. Nos asociamos con diversos actores de todos los sectores e industrias para diseñar soluciones personalizadas que derriben las barreras de acceso a la salud. Después de todo, nuestra dedicación para generar avances médicos revolucionarios sólo tiene sentido si podemos llegar y beneficiar a aquellos que los necesitan.

Entre 2016 y 2017, más de 215.000 pacientes de la región fueron tratados con nuestros productos oncológicos e inmunológicos. Durante este período, también obtuvimos una gran cantidad de aprobaciones regulatorias para nuevos productos y nuevas indicaciones de productos ya comercializados en la región. Esto benefició a pacientes con diversas enfermedades, entre ellas tumores sólidos, cáncer de pulmón, cáncer de mama y esclerosis múltiple.


Innovación

Estamos comprometidos a forzar los límites y desafiar el status quo para redefinir lo que se considera posible en salud. En América Latina, Roche se apoya en una red de aliados conformada por diversas organizaciones para desarrollar sistemas de diagnóstico y medicamentos innovadores destinados a cubrir las necesidades médicas no satisfechas, con un profundo enfoque en los cuidados de la salud personalizados y la biotecnología.


Medicina personalizada:

Roche es líder mundial en medicina personalizada y ha ganado reconocimiento por el desarrollo de tratamientos que mejoran los estándares de salud y calidad de vida de los pacientes. Actualmente, nuestros proyectos farmacéuticos se desarrollan de manera conjunta con pruebas diagnósticas para generar soluciones que apuntan a proporcionar el tratamiento adecuado a cada paciente.


Biotecnología:

La biotecnología está impulsando el desarrollo de considerables avances en el tratamiento de enfermedades. Actualmente, Roche es la empresa productora de medicamentos más grande de la industria biotecnológica, y con una unidad de producción biofarmacéutica altamente sofisticada, es responsable de aproximadamente el 25% de la capacidad de producción biológica mundial.


Investigación y desarrollo:

En América Latina, Roche cuenta con una red de centros de investigación y desarrollo (I+D) independientes dedicados a la innovación. En 2016 y 2017, invertimos 180 millones de CHF en esta red de I+D, y logramos atraer la colaboración de cientos de científicos y profesionales de la salud de instituciones públicas y privadas. Nuestros esfuerzos en I+D también aportan beneficios a la infraestructura sanitaria y amplían las opciones de capacitación médica, lo que permite ofrecer tratamientos de mayor calidad a los pacientes de los hospitales participantes.


Estudios clínicos:

Roche América Latina desarrolló 376 estudios clínicos en 2016, que involucraron 1.300 centros de investigación y a más de 5.000 pacientes. El año siguiente, llevamos a cabo 393 estudios en más de 1.400 centros, con casi 5.500 pacientes registrados.


"En 2016, obtuvimos cinco designaciones de terapias innovadoras para nuestros medicamentos y otras cuatro en 2017"

 

Además, lideramos la industria en materia de designaciones de terapias innovadoras otorgadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés), lo que constituye un indicador de nuestra fortaleza en innovación. En 2016, obtuvimos cinco designaciones de terapias innovadoras para nuestros medicamentos y otras cuatro en 2017.